a la espalda

Ideal para bebés más grandes, cuando ya nos impiden la visión estando al frente. Es más recomendable a partir de los 6 meses.